Guía para averiguar tu talla de sujetador

Guía para averiguar tu talla de sujetador

Existe muy poca información real a cerca de como averiguar tu talla de sujetador. La mayoría de guías con las que me he encontrado son muy generales y muchas veces incluso aportan información falsa.

Esta falta de información es una de las causas por las que al menos el 80% de las mujeres lleve la talla de sujetador errónea. Sin embargo, esto no debería de ser tomado tan a la ligera, ya que llevar el sujetador adecuado es muy importante por diversos motivos:

talla de sujetador

#1. El estético, ya que la ropa va a sentarte infinitamente mejor cuando llevas un sujetador que te proporcione la sujeción adecuada.

#2. Por comodidad, El sujetador adecuado no tendría que ser incómodo, ya que el aro no se te debería de clavar. Muchas clientas, tras probar  su talla correcta, han cambiado de opinión a cerca de la idea de que los sujetadores son elementos de tortura.

#3. Finalmente, pero el que seguramente sea el punto mas importante, por salud. Una sujeción incorrecta puede favorecer el padecimiento de dolores de espalda, y un aro pequeño puede conllevar a la larga la aparición de bultos en el pecho y problemas más graves, ya que estamos presionando constantemente el tejido mamario y los ganglios linfáticos.

Las tallas son proporcionales.

Puede resultar complicado conocer tu talla correcta por la falta de información.

Lo primero que debes saber es que las tallas de sujetador se componen de un número, que te dice el tamaño del contorno, y una letra que indica el tamaño de la copa, y que estas son proporcionales.
De manera que una talla “90B” equivaldría a una “85C” y a su vez a una “95A”.

En la siguiente tabla puedes ver las equivalencias de algunas tallas en la medida francesa, que es la que se utiliza en España:

75C75D75E75F75G75H75I75J75K
80B80C80D80E80F80G80H80I80J
85A85B85C85D85E85F85G85H85I
90A90B90C90D90E90F90G90H
95A95B95C95D95E95F95G
100A100B100C100D100E100F
105A105B105C105D105E

 

Es por ello, que cuando alguien dice ser “una B” habría que saber con respecto a qué numero de contorno.

Se encuentran muy extendidas algunas creencias falsas, como que la talla “B” es la más común o que la “D” es una talla grande.
Esto se debe en parte a que en la mayoría de las tiendas populares las tallas son muy limitadas, no encontrando menos de una talla 85 de contorno o más de una “D” de copa.
Esto hace que las consumidoras acaben llevando sujetadores generalmente grandes de contorno y pequeños de copa, ya que para caber en una copa “D”, algunas personas tienen que recurrir a una talla de espalda demasiado grande, traduciéndose en una sujeción insuficiente.

La realidad es que una talla D, es bastante pequeña cuando va acompañada de un contorno pequeño.

¿Cómo tallar tu sujetador?

Existen métodos para conocer tu talla con cintra métrica. Sin embargo, la mejor manera de tallar un sujetador correctamente es a ojo.

Esto se debe a que, al igual que con cualquier marca de ropa, te encontrarás con que cada marca de lencería talla diferente. Incluso podemos encontrarnos diferencias las medidas de dos sujetadores de la misma marca.

Actualmente existen en algunas tiendas servicios profesionales de “fitting”, sin embargo te quiero enseñar nociones básicas para que tú misma puedas juzgar si el sujetador que te estás probando es de tu talla correcta.


El contorno

El contorno te va a aportar el 80% de la sujeción, mientras que los tirantes solo el 20%, por lo que es realmente importante llevar una talla adecuada.
La talla del contorno es lo único que puedes medir de manera más o menos fiable con la cinta métrica.

Puedes medirte al rededor de tu caja torácica, por debajo del pecho.

En muchos sitios indican que al número de centímetros hay que sumarle 15 y esto daría tu talla. Esto es falso.

Te recomiendo que utilices la cinta métrica fijándote en las pulgadas, pues el mucho más fiable. El número de pulgadas será directamente tu talla en el tallaje inglés. Después de esto tan solo tienes que mirar la equivalencia.

Inglesa/pulgadas2830323436384042
Francesa7580859095100105110

Ejemplo: Mi contorno mide unas 29 pulgadas o lo que es lo mismo, 74 cm aproximadamente. En el tallaje inglés, esto significa que mi talla sería la 30 u 80 francesa, (ya que estando entre tallas, es preferible tender a la talla más grande). Sin embargo, según la teoría de los 15cm, mi talla de contorno más próxima sería la 90, la cual está muy lejos de ser mi talla real.

Otros tips

#1. Cuando te pruebes un sujetador, debes cerrarlo en el último enganche, es decir en el más holgado, ya que los sujetadores ceden con el tiempo, y de esta manera cuando  empiece a quedarte grande puedes ir ajustándolo, por lo qur te durará más tiempo.

#2. La banda de la espalda debe estar tensa, lo suficiente como para que puedas introducir máximo tres dedos de manera perpendicular, y para que puedas pasar con suavidad tus dos dedos índices al rededor del contorno. Debes sentirte cómoda, pero el sujetador tiene que quedar algo ajustado para que te aporte sujeción. Recuerda además que acabará cediendo un poco.

#3. Una banda correcta debe quedar al mismo nivel en la parte de delante como en la de detrás. Si notas que la banda se sube por la espalda no te está aportando la sujeción necesaria en la parte delantera, de manera que necesitaras una talla menos.

La copa

En cuanto a la medida de la copa, existen métodos que en teoría sirven para calcularla, sin embargo, estos son poco fiables.

Esta es una de las diferentes herramientas que existen
para conocer tu talla mediante cinta métrica.

Lo mejor siempre que se pueda, es realizar el tallaje a ojo.

La forma más fiable para saber si la talla es correcta, es comprobar que el aro se asiente sobre las costillas, nunca sobre el tejido mamario, cubriendo con el sujetador todo el pecho sin que dejar que se salga por los lados ni por el frente, y que la parte frontal quede pegada al esternón.

No te preocupes por las marcas del sujetador sobre la piel, estas son normales, ya que estás llevando una prenda un poco ajustada. Esto es siempre y cuando no sientas irritación y las marcas no se encuentren directamente sobre ninguna zona del tejido mamario.

En el siguiente artículo te doy algunos consejos más para saber si estás haciendo algo mal a la hora de elegir sujetador, y de ser así cómo corregirlo.

El estilo que se ajusta a tus necesidades.

Puede parecer complicado, pero saber tu talla es realmente sencillo, sin embargo la tarea de encontrar el sujetador adecuado puede dificultarse.

Puede que hayas encontrado tu talla correcta, ya que la espalda y el aro se asientan bien.
Sin embargo, ¿qué pasa si a pesar de ello la copa del sujetador no se ajusta como desearías? Puede que queden espacios libres, o por el contrario, que rebose o se incruste creando el efecto de “pecho doble”.
Entran aquí los deferentes estilos  de sujetador.

Al igual que ocurre con el resto de la ropa, no toda la lencería es igual. Todo el mundo posee una forma de pecho completamente distinta y es por ello que existen multitud de diferentes estilos de sujetadores, y es importante conocer cual es el que más te favorece.

En el siguiente artículo podéis ver algunos de los estilos de sujetador que puedes encontrar, dependiendo de la forma de tu pecho.

Pincha aquí para saber más sobre los diferentes estilos de sujetador

Deja una respuesta