Los 10 motivos por los que no te sientes cómoda llevando sujetador

Los 10 motivos por los que no te sientes cómoda llevando sujetador

Comprar lencería no es una tarea sencilla. La mayoría de mujeres encuentran muy difícil elegir el sujetador perfecto que se adapte a tu forma, y que a la vez sea cómodo y por supuesto, bonito.
Trabajando como fitter, me he encontrado con algunas preguntas y problemas que son muy recurrentes en las clientas a la hora de comprar un sujetador. Por lo general, las mujeres tienden a llevar una banda demasiado ancha y una copa demasiado pequeña.

Es muy posible que te sientas identificada con una o varias de estas situaciones, y aunque la solución puede depender de varios factores, quiero darte algunos tips que te ayuden lo máximo posible a la hora de encontrar el sujetador adecuado para ti. De manera que, estos son los 10 causas de que no te sientas cómoda llevando sujetador:

#1. La banda se sube por la espada y no queda paralela al pecho.

Este es uno de los problemas más habituales, y sucede cuando la banda de tu sujetador es demasiado grande.
Recuerda reducir el número de tu talla y aumentar el de la copa, ya que son proporcionales. ¡No tengas miedo a subir de la talla D!.

 

cómoda llevando sujetador

 

 

#2. La copa se sube por encima del pecho al levantar los brazos.

De nuevo, esto se debe a que la banda de tu sujetador es muy ancha para tí, de manera que tiende a subirse. Generalmente este problema va acompañado del uso de una copa demasiado pequeña.

#3.Los tirantes se escurren por los hombros.

Los tirantes, al igual que la banda de la espalda también ceden con el tiempo. Sin embargo, para las personas que tienen un torso corto es un problema muy frecuente. Evita sujetadores cuyos tirantes no se pueden ajustar completamente.

Otra posibilidad muy común es de nuevo, que el sujetador sea demasiado ancho, ya que la longitud de los tirantes es proporcional a la anchura de la banda.

cómoda llevando sujetador

#4. El pecho se sale por los lados de la copa.

La copa de tu sujetador es probablemente muy pequeña, necesitas una letra más grande para que el aro cubra todo el tejido mamario de los lados.

#5. El frente del sujetador se incrusta creando el efecto de doble pecho.

Normalmente este problema viene acompañado del anterior, ya que por lo general significa que la copa es muy pequeña.
Sin embargo, también puede ocurrir que el aro se ajuste perfectamente pero que tu pecho tenga bastante volumen en la parte superior. En estos casos, intenta buscar sujetadores cuya copa sea más profunda o con encaje elástico.

#6. El aro se me ajusta perfectamente pero hay huecos en la copa.

Probablemente tu sujetador sea demasiado profundo o el tejido de este demasiado rígido para ti. Hay varias posibilidades dependiendo de la forma de tu pecho. Pero, por lo general recomendaría un sujetador cuyo tejido sea suave y elástico y cuya copa no sea muy profunda.

El estilo de sujetador como el Orangerie de Chantelle es un ejemplo muy recomendable:

Chantelle Orangerie
Precio 75€ ver en su web

#7. La banda del elástico me crea michelines en la espalda.

Lamento comunicarte que es normal, ya que la banda elástica debe estar lo suficientemente tensa como para que soporte el peso del pecho.

Normalmente es suficiente con que puedas introducir un par de dedos entre la espalda y la banda. No te olvides de que la banda cede. Sin embargo, depende de cada persona decidir si prefiere que la banda sea un poco más ancha por estética o por comodidad.
Pero recuerda, es importante que la banda quede paralela a la parte delantera, sobre todo si tu pecho es voluminoso.

#8. Los aros se me clavan en el pecho.

Este es un problema muy común y que hace que muchas mujeres opten por no llevar aros. Sin embargo, si la talla de tu sujetador es correcta esto no debería pasar. Si notas que el aro se te clava, seguramente necesites una copa más grande.
Los laterales de los aros deben descansar sobre las costillas y no sobre el tejido mamario. También suele ocurrir cuando el sujetador tiene unos aros demasiado rígidos. Intenta que el sujetador sea de una marca que invierta en calidad para que el aro sea más flexible.

#9. El sujetador me roza en las axilas.

Esto ocurre por lo general, cuando la copa es muy grande y la circunferencia del aro es demasiado amplia y sube hasta rozar la axila.

Sin embargo, este es también un problema muy común en mujeres con pecho voluminoso y caja torácica corta. Busca sujetadores con una talla menor, pero profundos de copa e intenta que el aro sea muy flexible.

#10. El sujetador no se asienta en mi esternón.

Un sujetador debe quedar pegado a la caja torácica, con los aros descansando sobre las costillas y asentándose en el centro sobre el esternón. Si no es este tu caso, sino que por el contrario, tu sujetador queda sobre tus pechos, seguramente la copa sea muy pequeña o plana. Generalmente este problema va acompañado de nuevo, por una banda demasiado ancha.

Sin embargo, también puede darse el caso, de que tus pechos estén muy juntos y no haya suficiente separación entre ellos para que el sujetador se asiente. Puedes pasarte por este post donde explico con más detalle, que sujetadores se adecuan a cada tipo de pecho. Normalmente en estos casos, recomiendo sujetadores con un escote muy pronunciado o por el contrario, si tienes mucho volumen, sujetadores cerrados pero con la copa bastante profunda.

cómoda llevando sujetador

Deja una respuesta